Plataformas virtuales: se invierte menos, para lograr más

 Plataformas virtuales: se invierte menos, para lograr más

La transformación digital ha cambiado a las personas y a las empresas. Y es que esta pandemia ha demostrado que el uso de redes sociales se ha convertido en una necesidad en la que se invertirá menos, para lograr más.

El uso de medios virtuales para llevar a cabo reuniones de negocios, talleres, seminarios, encuentros empresariales, entre otros, ha mostrado, sobre todo en época de pandemia, un escenario diferente: la presentación o comunicación que se usa, la manera cómo se presenta el producto o servicio o las estrategias que se implementan para llegar a sus o mayores públicos.

Según el sicólogo y coach, Marco Bertochi, las ventajas que ofrecen las plataformas (zoom, Skype, meet, Google Duo, fase time, y otras) son mayores, en muchos de los casos, y pueden alcanzar buenos resultados en poco tiempo con un menor presupuesto y una optimización adecuada.

Explicó que, si bien estas plataformas representan el futuro de las personas y de las empresas, tal como se ha demostrado durante esta cuarentena y emergencia sanitaria, hay que tener en cuenta algunos aspectos para que el impacto sea mayor.

Durante una entrevista ofrecida al programa Bienestar Contigo de Radio Conecta2, dijo, a modo de ejemplo, que en una presentación virtual la vestimenta debe ser la correcta y tener la misma o mejor apariencia que la presencial.

“EL 90 por ciento de nuestro cuerpo es cubierto de ropa y por eso el aspecto exterior debe ser bien cuidado, además que virtualmente la atención se concentra en uno, a diferencia del presencial que el cuadro visual es mayor”, añadió.

Es más, agregó que el fondo virtual debe comunicar; esto es una oficina, un logo, un jardín, porque “solo tenemos el cuadradito para expresar y estamos más expuestos a que la gente vea los detalles”.

“Comunicarnos digitalmente es más eficiente; se mira directo al público y no da la impresión de ser superior o inferior; los gestos son importantes, nuestras emociones se comunican por la voz, además que en el mundo de la bioseguridad actual, esta es la mejor manera de hacerlo”, enfatizó.

Explicó que virtualmente ahorramos tiempo, energía, tenemos materiales a disposición, nos movemos lo mínimo intercambiamos, cuidamos los detalles.

“Incluso si estamos tratando un negocio con otra persona y necesitamos la presencia de un técnico, se puede hacer en ese momento, cosa que no lo es presencialmente; donde tendríamos que programar otra reunión”, precisó.

En suma, insistió que la utilización de herramientas digitales para nuestro trabajo es más eficiente y segura, por lo que, añadió, debe promoverse lo más posible para que se convierta en algo natural, seguro y rentable.

Relacionados