Un 85% de mortalidad fueron pacientes con enfermedades preexistentes

 Un 85% de mortalidad fueron pacientes con enfermedades preexistentes

Lima, 18 de junio de 2020. Hasta el día 94 de la cuarentena en nuestro país han fallecido más de 7 mil personas y se estima que un 85% de ellas con enfermedades preexistentes como la hipertensión arterial, diabetes, asma, obesidad mórbida, trastorno de la hemoglobina, enfermedad pulmonar crónica, afecciones cardiacas graves e, incluso, con estrés e inmunodeprimidas.

Así lo reveló el doctor Dante Nicho, especialista en medicina familiar, quien aseguró que esto se debió a que el sistema inmunitario se vio comprometido debido a estas enfermedades, dificultando la lucha por mantener con vida estos pacientes.

“Hay cifras preliminares de que aproximadamente el 85% de mortalidad por COVID 19 fue en personas con enfermedades preexistentes o graves”, anotó

El pasado mes de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que las personas con enfermedades preexistentes y/o graves son más vulnerables a desarrollar casos graves al infectarse con el coronavirus. Según el organismo mundial este virus, incluso, podría prosperar en un entorno de glucosa elevada en la sangre.

El experto dijo a Radio Conecta2 que es alto el número de fallecidos con enfermedades preexistentes en el Perú, en personas inmunodeficientes, demostrándose también que una de las patologías de salud mental tan simple como la neurosis, hace vulnerables a las personas frente al coronavirus.

“El encierro al que han estado sometidas muchas familias, según los expertos va a traer el efecto pos pandemia, una alteración y una secuela en la salud mental de miles de ciudadanos de edades vulnerables como niños, adolescentes y adultos mayores”, explicó.

El problema se agrava cuando la población no respeta la cuarentena y al parecer se levantará en los próximos días. “Las personas salen y no respetan las distancias y se pueden generar nuevos focos de infección, por eso hago un llamado a las familias para que cuiden a sus familiares con enfermedades preestablecidas o graves. No los dejen salir”, enfatizó.

Si tenemos en cuenta el alto número de fallecidos con estos males preexistentes, Nicho recomendó que se cuide a estos grupos extremadamente vulnerables, a los adultos mayores, a los niños y a las personas con discapacidad.

«El problema es que en las zonas urbanas estamos muy juntitos y el coronavirus se transmite con mucha facilidad. Es más, se sabe que el virus es labil, ósea que muere fácilmente. Como una capa de grasa envuelve a este virus, el jabón, que también es grasa, lo elimina con facilidad, por eso hay que lavarse continuamente”, refirió.

 

Relacionados